Lentes Desechables

Lunes, 15 Septiembre   

Son un tipo de lentes blandas que, una vez que se quitan del ojo, se desechan y se tiran. Hoy día, existen incluso lentes desechables de uso diario, es decir, se utilizan durante un día y se tiran. Esto permite usar las lentes de contacto de forma ocasional, siendo útil por ejemplo para deportistas, personas que viajan con frecuencia, etc. Tienen la ventaja de que no necesitan líquidos de limpieza ni ningún tipo de mantenimiento. Otras lentes desechables tienen una duración de una semana que, actualmente, es el tiempo máximo recomendado para usar lentes de contacto de forma prolongada (sin quitárselas para nada). Estas lentes se llevan puestas continuamente durante siete días, de manera que, al séptimo día de uso, la persona se quita las lentes y duerme esa noche sin ellas. A la mañana siguiente, estrena un par de lentes nuevas que llevará puestas durante otra semana. Las lentes desechables permiten al usuario dormir con las lentes de contacto puestas y presentan la ventaja de que la persona se despierta viendo correctamente.